miércoles, 18 de noviembre de 2015

LLARGUET: FOTOS COMENTADAS

 Un magnífico canario en cuanto a la forma del cuerpo: alargado, ahusado, sin prominencias por ninguna parte. Patas largas con muslos muy visibles. Las alas son largas pero las puntas están separadas de la cola. La posición es buena, pero si estuviese un poco más erguido sería mejor.


El gran defecto de este canario está en la cabeza y en el cuello. Es un cuello muy grande y muy grueso, acorde con las características de la cabeza. La forma del resto del cuerpo no se ve mal. Los muslos y las patas tampoco se ven mal. Personalmente no tendría este canario en mi criadero pues la cabeza y el cuello están en contra de las características de la raza.

 Si este canario tuviese el pecho un poco menos prominente sería un Llarguet perfecto. Espalda recta. Alas largas y unidas al cuerpo (obsérvese como las puntas están pegadas a la cola) Patas y muslos largos. Posición erguida. Plumaje apretado. Cabeza y cuello según el estándar de la raza. Un magnífico ejemplar.


 

Otro estupendo canario de esta raza. Patas muy largas, muslos muy visibles. Alas muy largas y adheridas al cuerpo. Cuerpo ahusado y alargado. La cabeza y el cuello también son correctos. La posición no es la adecuada pues está demasiado agachado, algo normal visto el posadero que tiene y que se le está haciendo una foto.

jueves, 24 de septiembre de 2015

FOTOS COMENTADAS: FIFE FANCY


Tal como se ve en la foto, este canario es de muy mala calidad. El cuerpo es muy alargado y falto totalmente de la forma ovalada. La cabeza está bien redondeada pero el cuello debía estar un poco más marcado.


 Este canario es mucho mejor que el anterior. La curva del pecho – abdomen es muy buena: es una línea continua que sale del cuello y llega hasta la cola. La curva de la espalda está bien marcada pero sería deseable que fuese más pronunciada. La cola estupenda: corta y bien unida al cuerpo de forma gradual. La cabeza no se ve bien.


Un canario que peca de algo inusual: exceso de redondez. Todo el pecho y el vientre son excesivamente prominentes en su redondez. El canario da sensación de pesadez y falta proporcionalidad entre su tamaño y las curvas que presenta. La espalda está muy bien, es una espalda que se puede considerar perfecta. La cabeza, el cuello y la cola también son buenos. La gran pega que presenta este canario son las alas caídas y el exceso de plumaje que se presenta suelto, y poco apretado. Las alas caídas rompen toda la armonía de líneas del canario. Este canario hay que echarle con otro de plumaje más corto y con buena línea. El verde presentado anteriormente podría ser el compañero ideal.


 Este canario tiene una cabeza bien redondeada con una buena frente y una línea del pecho armoniosa pero que debía ser un poco más amplia. El cuello está muy poco marcado, la espalda está recta, lo que es un grave defecto y las alas están caídas. Un canario que yo no usaría en mi criadero (vuelvo a repetir que opino según lo que veo en la foto)

martes, 9 de junio de 2015

YORK – FOTOS COMENTADAS

Como siempre tengo que aclarar que lo que comento es lo que se ve en las fotos, que son una instantánea del canario. Hay defectos de las alas, del plumaje,… que son momentáneos y a los que un juez  no concede importancia; otros defectos son permanentes, y tanto unos como otros solo se pueden observar en la realidad.

          Este es un canario York casi perfecto, pocas pegas se le pueden poner. Toda la parte superior: cabeza, pecho, espalda, es magnífica. Por poner alguna pega se podría pedir que la nuca estuviese un poquito (pero solo un poquito) marcada. Las patas y muslos son bien visibles y están en buena posición. La posición del cuerpo debería ser más erguida.  La parte trasera del cuerpo es ahusada y con el plumaje perfectamente adherido. La cola podría estar un poquito más levantada y seguir más la línea ventral (aunque la verdad es que las largas plumas de la  cola no pueden curvarse y formar una línea curva. La curvatura de la cola es un error del dibujante, es una quimera). Todos los defectos son mínimos y cualquier aficionado estaría deseoso de tener un canario como este y utilizarlo como reproductor.



          Este canario también tiene una parte superior del cuerpo magnífica, con la nuca un poquito marcada, algo que le faltaba al anterior. La posición es muy buena. Pero… las alas no están bien adheridas en la espalda y por tanto la línea del dorso se rompe; la cola está caída y le da al canario sensación de pesadez, de aletargamiento; si estuviese más levantada el canario tendría un aspecto más vivac, más audaz, más orgulloso. Parece que el plumaje está un poco flojo en los muslos y en la parte trasera. Está mal pigmentado pues presenta unas partes más coloreadas que otras.  Este canario puede ser un magnífico reproductor dadas sus excepcionales características de posición y cabeza, espalda, pecho. Se le debe emparejar con un ejemplar que tenga la parte inferior del cuerpo más ahusada, la cola más levantad y las alas bien adheridas.


         Buena cabeza, pecho y espalda la de este canario. También le falta un poquito de nuca.  La parte inferior del cuerpo es poco ahusada, toda ella es demasiado gruesa. El plumaje es demasiado abundante y está mal adherido al cuerpo. La posición de las patas es totalmente incorrecta, pues deben estar acodadas y nunca ser rígidas. Posiblemente este canario pueda aportar una buena parte superior del cuerpo a sus descendientes, pero su pareja debe ser un ejemplar con plumaje corto, bien adherido al cuerpo y patas flexionadas. Para elegir el canario con el que se debe acoplar siempre se debe elegir la máxima de compensar los defectos de uno de los ejemplares con las cualidades del otro, y nunca con el defecto contrario.


          Este canario tiene una cabeza aceptable, así como la parte superior del pecho. La espalda recta es totalmente incorrecta ya que no presenta la curvatura de la parte superior. El plumaje parece bueno, así como la cola y las patas. Lo que es totalmente incorrecto es la forma del cuerpo: espalda recta y vientre plano y casi paralelo a la espalda; este canario no presenta una forma ahusada, pues el pecho se corta bruscamente y no sigue de manera gradual y armoniosa hacia la parte posterior. 



        Este canario tiene un buen color y un plumaje apretado al cuerpo. Las alas y la cola son de calidad, así como las patas y muslos. El gran problema de este canario es toda la parte superior del tronco: le falta volumen en la cabeza y en el pecho, que deberían ser mucho más voluminosos. Este canario, si procede de un plantel de cierta calidad, podría emparejarse con el canario presentado en tercer lugar e intentar obtener unos hijos con mejor espalda cabeza y pecho (que aportaría el canario 3) y con mejor plumaje y posición de patas (que aportaría este canario).

martes, 28 de abril de 2015

LA FORMACIÓN DE UN TRONCO O ESTIRPE PROPIA
        
Artículo aparecido en Italia Ornitológica y que me parece de  interés para los criadores de canarios de cualquier raza o variedad.
Massimo Capitanio (Médico Veterinario)

         Cuando queremos adquirir ejemplares para mejorar nuestro criadero hay que tener presente que, en mi opinión, saber que comprar no es fácil. Hay que tener claro cuáles son los defectos de los pájaros de nuestro criadero, los límites de nuestros canarios con el fin de encontrar ejemplares adecuados para compensar las  deficiencias de nuestro stam. Lo mejor es acudir a un solo criador, posiblemente a uno que consiga buenos resultados en las exposiciones a lo largo del tiempo, de forma que sus canarios tengan características bien visibles, una especie de marca de fábrica que permita inmediatamente evaluar la competencia de dicho criador y la calidad de su criadero.



         Algunos pueden argumentar que partiendo de ejemplares que hayamos comprado en el mercado, y seleccionando los mejores ejemplares de nuestro criadero podemos llegar a buenos resultados. Utilizando ejemplares de un valor medio de 84 puntos, en tres años se puede llegar a los 87. A continuación, siguiendo con el trabajo podremos conseguir que el valor medio de los ejemplares de nuestro criadero sea de 88 puntos, luego 89…  Este razonamiento es cierto para criadores competentes. Lógicamente si se parte de un potencial inicial más alto – 88 puntos de valor medio en lugar de 84 – se conseguirán valores medios más altos pues de esta manera en lugar de conseguir 89 puntos en los primeros años de trabajo se pueden conseguir  90 ó 91. Como se ve, tiene sentido empezar con un buen grupo de aves, de buena calidad, con los que trabajar para conseguir nuestro propio tronco o estirpe de campeones. Todo criador se deshace de los canarios que le sobran y que no le son esenciales para la cría. Pero si esos canarios tienen una calidad superior a la de los de nuestro criadero podemos traerlos a casa y continuar con nuestro proceso selectivo.



         En mi opinión, el número ideal de las parejas para poder elegir sin demasiados problemas es al menos 20, o también pueden ser  20 hembras y 16 machos. Es evidente que hay que tener el espacio y el tiempo, suficientes, pues si no hay que tener un número diferente de acuerdo a las posibilidades de cada uno. En algunas razas es muy difícil formar 20 parejas, - como el AGI -  para otras se podría tener un mayor número, por ejemplo Glosters, porque si intentamos  configurar parejas para  lograr buenos intensos y nevados, claros y oscuros, isabelas, pequeños en tamaño, amplia moña, etc. nos damos cuenta de que un pequeño número de parejas aumenta en gran medida la dificultad selectiva.
         Es conveniente mantener un núcleo de cría, un número de parejas nacidas en nuestro propio criadero, elegidos entre los mejores ejemplares, ya acostumbrados a nuestra forma de llevar el criadero (temperatura, alimentación, iluminación, etc.) y agregar un pequeño número de parejas para mejorar las deficiencias de nuestro tronco o estirpe. En la práctica se escogen 17 parejas, nacidas en el criadero, escogidos entre los mejores tanto en aspecto como por ser buenos criadores o cuyos padres sí lo son (nos referimos a los pájaros del primer año) y se añaden 3 nuevas parejas. Entre las posibilidades de cría podemos mantener diferentes líneas o mezclarlas total o parcialmente.
  


         1ª POSIBILIDAD: LÍNEAS SEPARADAS.  Si tengo 52 canarios de las parejas de mi criadero (88 puntos de valor medio) y 10 canarios de las nuevas parejas (valor medio 90 puntos) ocurre que el patrimonio genético del criadero es diferente. Con este tipo de actuaciones lo que hacemos en realidad es tener dos tipos de canarios en nuestro criadero y no llegamos a tener una estirpe totalmente propia. Este tipo de estrategia solo tiene sentido si queremos probar si los nuevos canarios dan realmente canarios de una calidad media más alta que la nuestra para luego ir mezclando paulatinamente los dos tipos de canarios.

         2ªPOSIBILIDAD: INTRODUCCIÓN PARCIAL.  Si hacemos 16 parejas de nuestros propios canarios, 2 parejas nuevas y dos parejas cruzando canarios propios X canarios nuevos, obtendremos canarios propios (con valor medio de 88 puntos), canarios nuevos (90) y canarios intermedios entre las dos líneas.  Esta actuación nos sirve para poder evaluar la compatibilidad entre las dos estirpes y verificar si las nuevos canarios que hemos  introducido  son buenos reproductores y los resultados fenotípicos de los hijos nacidos, es decir, comprobar si trasmiten sus mejores características.

         3ª POSIBILIDAD: MEZCLA ENTRE AMBAS LÍNEAS.  Se mezclan los ejemplares nuestros con los nuevos. Nos encontraremos con una variabilidad fenotípica mayor respecto a las dos anteriores posibilidades.


         Con una cría selectiva normal se busca un aumento de las características positivas según el estándar de la raza y una disminución de los defectos. El objetivo es conseguir un grupo de animales lo más posible similares entre sí tanto fenotípicamente como genéticamente. Desde esta óptica la consanguinidad puede ayudarnos.
         He escuchado opiniones discordantes sobre la consanguinidad, algunos lo ven lógico, otros catastrófico. Como para todas las cosas se necesita conocimiento y capacidad para  afrontar el proceso selectivo que tiene como objetivo aumentar la homocigosis en el patrimonio genético de un determinado grupo de animales. En la práctica, la variable que más influye en la evolución genética de un criadero es el criador, ya que con sus decisiones dirige el cambio de sus animales.
         El aumento de la homocigosis supone una mayor uniformidad del patrimonio genético de nuestros animales. Si los reproductores son homocigóticos para unos determinados caracteres, trasmitirán a sus hijos dichos caracteres.



         Con la homocigosis salen todos los caracteres recesivos, tanto positivos como negativos. El criador elimina de la reproducción  los ejemplares que muestran los caracteres negativos. El resto de ejemplares manifestará un elevado porcentaje de homocigosis, de una gran similitud fenotípica, que si se ha dirigido en la dirección correcta se traducirá en un grupo de animales muy similares entre sí, de alto valor por su proximidad al estándar ideal, y exentos de defectos y problemas de enfermedades y supervivencia.



         Todo lo dicho hasta ahora parece fácil en el plano teórico, en la práctica surgen numerosas dificultades e imprevistos que hacen que las cosas no sean tan fáciles y simples como aparecen en un escrito. La habilidad de un criador consiste en saber ir superando todas esas dificultades pero teniendo muy claro el camino que debe seguir. Si no se sabe el camino es muy fácil perderse.

viernes, 27 de marzo de 2015

 EL BORDER: presentación en concursos.

ENTRENAMIENTO.
         El Border debe estar bien entrenado para las exposiciones y concursos. Lo mejor es comenzar el entrenamiento tan pronto como sea posible. Los jóvenes canarios Border pueden empezar su entrenamiento a las 5 ó 6 semanas de su separación de los padres colocándoles temporalmente en una jaula de exposición.



        Sin embargo es mejor ponerlos en un jaulón o voladera cuando comienza la muda y a su terminación ponerlos en una jaula de exposición (por lo menos temporalmente con periodos más largos cada vez). Se ve claramente que los canarios se acostumbran mejor a su nuevo ambiente cuando todavía tienen en la memoria la jaula de exposición.
        Hay aves que se muestran nerviosas, pues están sometidas a estrés, y hay criadores que les calman dándoles sedantes específicos para aves que se venden en comercios especializados. Yo estoy en total desacuerdo con este método; no hay que hacer que nuestros canarios sean zombis. Los canarios Border tienen que mostrar viveza y saltar de un palo a otro. Hay otras maneras de calmar y tranquilizar  a las aves.
        ¿No es mejor, por ejemplo, quitarles la comida y el agua de su jaula habitual y ponérsela en la jaula de exposición (colocada al lado de forma que pueda pasar libremente de una a otra) para que se habitúen de forma natural a esta última? Esto requiere tiempo pero lo veo más adecuado.

DEDOS.
         El Border se agarra a menudo al posadero con su dedo posterior y levantando ligeramente los otros tres.


 Esta manera de agarrarse no permite que el canario tenga una buena posición. Para remediar esto se colocan en la jaula de exposición  posaderos acanalados y que tengan entre 5 y 8 milímetros de diámetro. Esto obliga al Border a utilizar intensamente sus dedos y será beneficioso para que tenga una postura adecuada sobre el palo.
        Otra manera de conseguir una buena posición es que el pájaro sea curioso, es decir que se ponga erguido para ver qué ocurre en las proximidades de su jaula. Para ello se coloca una ancha banda de papel, cartón o tela rodeando la jaula, de manera que obligue al pájaro a erguirse sobre sus patas y a estirar el cuello y así poder observar lo que ocurre a su alrededor.

COLOR.
        Hay una regla de oro en la cría del Border. Es indispensable que en  todo criadero haya un buen macho verde nevado para mantener el color.


 La calidad actual de los canarios Border ha llegado a un punto en que ha entrado un nuevo factor de valoración: el color. Mejorar el color artificialmente no está prohibido, pero es peligroso. Trata de hecho de un riesgo suplementario, artificial, pues este suplemento colorante exige que se sea cuidadoso con su dosificación y administración. Cuando se intensifica el color de los pájaros es necesario que todo el plumaje tenga el mismo color. Una mala coloración en el Border que haga que las espaldas estén demasiado coloreadas conlleva una pérdida de puntos. Cualquier defecto de la coloración perjudica al canario, por ello la coloración artificial debe ser hecha con mucho cuidado.
        No hay que olvida que la coloración roja está totalmente prohibida en esta raza de canarios de postura.


        En el comercio existen colorantes adecuados que no hacen aparecer coloración roja. Hay países en los que los colegios de jueces han llegado al acuerdo de que las plumas rectrices y las rémiges no tienen que estar coloreadas, contrariamente a lo que pasa con los canarios de color. para conseguir esto sobra decir que no hay que dar colorante a los jóvenes canarios antes de las ocho semanas.



viernes, 27 de febrero de 2015

LLARGUET ESPAÑOL
 Giuliano Passignani
 Italia Ornitológica: agosto-septiembre 2012

         Artículo que considero interesante para conocer cómo ven los italianos el Llarguet Español.
         El Llarguet se reconoce oficialmente en España el año 1996, el reconocimiento internacional tiene lugar en Lausanne en el 2003 y la Federación Italiana lo hace dos años más tarde, en el 2005.

  
         Su forma alargada, la calidad del plumaje y la elegancia que posee este canario han hecho que en pocos años haya ocupado un puesto importante entre las razas de Postura Lisa. Inicialmente los Llarguet que se mostraban en nuestras exposiciones no eran de muy alta calidad, cosa que ocurre cuando aparece una nueva raza en la canaricultura mundial. El gran salto se ha producido gracias a  la Exposición Internacional de Reggio Emilia, donde algunos criadores españoles han presentado excelentes Llarguet, y algunos de estos ejemplares,  adquiridos por los canaricultores italianos, han contribuido a su mejora, estando cada vez más cerca del estándar. También ha contribuido la buena  difusión, y la aceptación que este canario tiene.       En los últimos años,  vemos en Italia  una buena parte de Llarguet españoles que tiene varios defectos morfológicos importantes, y  consideramos también los cambios morfológicos que tienen todas las razas creadas por el hombre, como casi siempre sucede, y que no se tienen en cuenta adecuadamente. Estos Llarguet defectuosos son a menudo premiados porque son muy largos, con el cuerpo bien afilado y estrecho, con un buen plumaje y una excelente posición. Así que vamos a recordar todas las voces del estándar y por lo tanto señalar los defectos que tienen algunos ejemplares y que ha menudo pasan desapercibidos o que se consideran méritos y no defectos.
         El Llarguet es un canario de forma, con una posición que tenga una inclinación de 60º respecto al posadero, es decir, una posición bastante erguida.
     


Para alcanzar una óptima posición el canario debe estar habituado a la jaula de concurso, que debe ser como la del York. El apartado posición, junto con el apartado cuerpo – pecho – espalda, son las dos más importantes.  El cuerpo debe ser largo, con una forma ligeramente cilíndrica, y muy fino. El pecho debe ser muy estrecho, invisible, delgado, sin ninguna prominencia o redondez. El dorso o espalda debe ser estrecho, delgado, sin ninguna prominencia o redondez. Las alas largas, muy largas, estrechas, bien adheridas al cuerpo y sin cruzarse.
         La cola muy larga, estrecha, ligeramente abierta en el extremo. Como se puede comprobar hasta ahora hemos hablado sobre todo de largo, de forma estrecha, delgado, sin prominencia, requisitos que se adaptan al nombre de este canario Llarguet Español (Largo Español).
  


         El plumaje debe ser corto, liso, compacto y bien adherido al cuerpo, el color debe ser uniforme y brillante, sea unicolor, sea manchado o sea en los ejemplares coloreados artificialmente.

 

Las patas, que  no están en un apartado diferente, deben ser largas, ligeramente flexionadas y próximas entre sí cuando el ejemplar toma la posición estándar. La tibia debe ser visible y recubierta de pequeñas plumas.
         He dejado para lo último el apartado cabeza-cuello porque estas dos características dejan a menudo mucho que desear; en un alto porcentaje de los ejemplares expuestos en las exposiciones la cabeza y el cuello no son como se exige en el estándar. La cabeza, tal como se puede ver en el diseño oficial, debe ser pequeña, de forma oval, con el pico pequeño y cónico, proporcionado a la pequeña cabeza. El cuello debe ser de una longitud media, separando claramente la cabeza del tronco.

 

 Desgraciadamente, una buena parte de los Llarguet españoles, excelentes en otros apartados, tienen la cabeza grande, aplanada en la parte superior, con el pico grande y el cuello sin marcar, de forma que hacen un todo la cabeza y el torso. Los  Llarguet que tienen la cabeza grande, aplastada y el cuello grueso, son totalmente diferentes de lo que prevé el estándar a causa de esta errónea característica, que casi les hace parecer otra raza de canarios.



         No es fácil en un buen ejemplar, que supera los diecisiete centímetros de longitud, seleccionar una pequeña cabeza, de forma oval, un pequeño pico cónico y todo ello separado del tronco por un cuello estrecho y bien visible. En Italia hay muy buenos Llarguet, tan puros como los de España, donde he tenido la ocasión de enjuiciar en el último Campeonato Español de Ornitología. En este campeonato he tenido ocasión de ver óptimos ejemplares que son ejemplo de la selección de la raza, y junto a ellos canarios con la cabeza gruesa, sin que el cuello sea bien visible, y algunas veces  con la forma del cuerpo demasiado abultada;



 este defecto es debido a la mala calidad del plumaje, plumaje demasiado largo, demasiado ancho y rico en filo plumas, defecto debido al erróneo emparejamiento de dos ejemplares nevados. 

miércoles, 28 de enero de 2015

NORWICH - FOTOS COMENTADAS
Los comentarios que se realizan se basan en lo que se ve en las  fotos. Las fotos son un instante en la posición del canario y eso no quiere decir que el canario sea así. Para valorar un canario hay que verlo realmente.

         Aquí se ve un Norwich de una forma perfecta: cuerpo redondo pero de una redondez total, que abarca todo el pecho y llega hasta la base de la cola. El dorso o espalda tiene la redondez requerida. Tiene una buena base en la cola. La cabeza tiene redondez vista de frente, cualidad que es importante pero que muchos ejemplares no tienen y que muchos criadores olvidan trabajar. La separación entre los ojos no la puedo valorar porque no aprecio bien el lugar donde están.  La única pega que se le puede encontrar es que el cuello parece un poquitín  marcado. En conjunto se puede decir que es un pájaro excepcional.

 
        Otro pájaro de una gran calidad: magnífica redondez en pecho, abdomen y espalda. Cuello perfecto. Cabeza amplia, grande y  redondeada de frente, tal como debe ser. Cola con buena base pero que parece que es en forma de cola de pez que es la forma no deseable. Parece que los ojos están demasiado juntos y que posiblemente hagan que la cabeza no sea bien redondeada cuando se ve desde arriba.


        Canario también de una magnífica forma en pecho y abdomen. El dorso o espalda es bastante recto. La cola está bastante abierta en su extremo. Buen cuello. Buena redondez de la cabeza, pero ésta es un poco pequeña; basta compararla con la del canario anterior. El plumaje parece un poquito abierto en algunos lugares del pecho y del abdomen.

         Este canario es de menor calidad que los anteriores. El dorso tiene buena curvatura pero no así la línea que recorre el pecho y el abdomen. El abdomen está plano, con lo que el pájaro parece alargado en lugar de redondo, que es la sensación que tiene que dar. La redondez de la cabeza es la adecuada y el cuello muestra una bella curvatura en su unión con el cuerpo. La cola está estropeada.

sábado, 10 de enero de 2015

COMO SE HACE UN CAMPEÓN

        Artículo aparecido en una página web italiana, cuya dirección he perdido. Los italianos han obtenido magníficos resultados con esta raza por lo que es interesante tener en cuenta sus puntos de vista.

        Sin duda, el objetivo de todo criador es exponer sus canarios y ganar. Y esto es lógico ya que es el punto de culminación de los esfuerzos de mejora de los aspectos genéticos, además de poner en juego nuestro orgullo de criador.


        Muchos dicen que les es más fácil de ganar a los que tienen un gran número de parejas. La cosa es verdad en parte. Es cierto que en la cantidad hay más probabilidades de que salga un pájaro que pueda obtener alguno de los premios. Pero hay que decir una cosa, hay muchos grandes criadores que tienen dos líneas o apartados en sus criaderos, uno para sacar pájaros de concurso, en el que la selección es muy alta; otra línea es para obtener pájaros para vender gracias a la fama que obtienen con los canarios del primer grupo. Se puede observar que hay canarios que proceden de criadores que han ganado en exposiciones importantes, que se venden a un alto precio pero que no valen nada. También hay criadores que no tienen tantos canarios pero la calidad de su criadero es muy alta por la excelente selección que realizan.
        Vamos a dejar de lado cualquier polémica y hablar de técnica.
        Hemos dicho muchas veces que el canario de raza española es muy precoz y rústico. Varias veces les he visto salir del nido unos días antes de los tradicionales 21 días de casi todas las razas.


        Es importante prever algunos días antes de que la pareja haga un nuevo nido poner a su disposición un montón de material de relleno. Esto sólo sirve para evitar el importante hecho de que la madre desplume a los  pequeños para construir un nuevo nido. El daño será mayor si también les quita las plumas de la cola. Sabemos que los jóvenes de alrededor de 60 días tendrán su plumaje definitivo. No son, sin embargo, las plumas de las alas y de la cola permanecen todo el primer año. Si les arrancan las plumas de la cola, esta será más larga y por lo tanto el tamaño aumentará, ya que esta raza tiende a ser muy pequeña. A veces la madre les llega a arrancar las plumas de las alas, y como no salen con facilidad insiste una y otra vez y puede llegar a dislocar las alas dando como  las alas cruzadas. Así hay que estar muy vigilante con los pequeños y separarlos pronto.


        Para asegurarse de que tienen un cuerpo delgado, liso y con plumaje apretado, los tendremos en pequeños grupos en una gran pajarera, donde puedan volar y hacer ejercicio saludable. ¡Cuidado con el picaje! Cuando sepamos la fecha de la exposición a la que acudiremos, al menos un mes antes, pondremos por unas horas al día a los jóvenes canarios en jaulas  como las de la exposición para que se acostumbren a su estrechez y también acercarnos a ellos varias veces hablando alto. También es excelente el uso de una radio. Todo esto es para acostumbrar a los canarios a la presencia de personas y a los sonidos de las voces humanas. Es muy importante que el canario no esté asustado.
        A partir de este momento eliminar absolutamente la pasta. La manzana, hueso de sepia y arena  siempre estarán disponibles. Todo esto es para eliminar de su dieta todos los alimentos de engorde que harían perder la silueta de nuestros canarios. De vez en cuando darles algún complejo vitamínico, sobre todo antes de las exposiciones para aumentar o reforzar las defensas. Esencial durante todo el período de preparación que tengan a su disposición bañera. El agua es importante para un plumaje perfecto.
        Con estas notas, junto con una buena herencia genética, verá que sus canarios recibirán puntuaciones interesantes.